Una pregunta a... Guido Vernet*

*Participante de la EOL Sección Rosario



¿Qué incidencia ha tenido en la clínica el paradigma V?



Se me solicito explicitar, que efectos clínicos produce el paradigma 5-denominado: El goce discursivo.


En la pag 166 dice, el ser previo a la afectación por el significante, es un ser de goce y el goce es el punto de inserción del significante, que lo toma desde el Seminario del Reverso, a lo que Miller agrega que hay una sustitución obligada del sujeto por el cuerpo, hay un retorno al cuerpo.(empieza a privilegiarse el cuerpo) que no estaba presente hasta ahora.

Lacan abandona entonces la Autonomía de lo simbólico y la cadena significante ahora vehiculiza el goce.

Lo que era mortificación natural de goce, en el Paradigma 5 se transforma en mortificación significante y recuperación de goce por el objeto (a) goce suplementario que nunca colma la perdida inicial de goce (-phi).

El Pase deja de ser pensado con la fórmula del fantasma ($ <> a), y pasa a ser leído en la metonimia del goce de la repetición, producida ésta por lo que del goce, no representado por el significante falo que aparece como (a) , pero luego en el Seminario “Aun”, la repetición es causada por la falta de goce (-phi ) y su suplemento de goce (a).

Pensar el goce del fantasma es pensar en una repetición por transgresión y pensar el goce como constante de repetición significante, que no tiene que ver con la transgresión, es pensar que no hay que descubrir en la clínica la fórmula del fantasma.

El goce de la pulsión leído desde lo simbólico con Freud y Lacan nos lleva a los objetos (a) denominados naturales, como oral, anal, escópico, la voz y la nada. Pero con el goce, por fuera de lo simbólico leído desde el Das Ding extendemos la lista de los objetos naturales anteriores, a los producidos por el escabullirse de la transgresión, a lo que más adelante se llamará:el saber hacer con el síntoma, por la sublimación, a todo lo que siempre trata de colmar el menos-phi; fracasando siempre y repitiéndolo, en los objetos del arte, en los gadgets, en las compras compulsivas, en todo lo que es gozar por pedacitos.

Lo leemos en los testimonios de los pasantes ‘ah!! era eso! , el arruinar las fiestas, el quedar excluido, el payaso , el saber del psicoanálisis, la escuela’ , etc